La Asociación Nacional de Empresarios de Óptica y Profesionales (ANEOP) alerta de que muchas de las lentillas de fantasía que se utilizarán en la celebración del día de Halloween pueden producir graves perjuicios para la salud visual. Por precaución y garantía de salud ese tipo de lentillas deben adquirirse exclusivamente en establecimientos sanitarios especializados en salud visual como las ópticas. Así lo corrobora la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, el organismo estatal competente.

Las lentes de contacto de fantasía, cosméticas o lentillas de colores con diseños especiales son accesorios de uso común en disfraces para la noche de Halloween, una celebración que cada vez es más habitual en nuestro país.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en consulta promovida por ANEOP y resuelta el 14 noviembre de 2018 al transcurrir el pasado Halloween indica expresamente que este tipo de lentes de contacto sin finalidad correctora deben venderse en establecimientos autorizados por el órgano pertinente de su Comunidad Autónoma y que cuenten con “medios y equipos para realizar la adaptación y de un profesional cualificado”. Solo los establecimientos sanitarios de óptica son los que están autorizados, pues a la venta de este tipo de lentillas.

Las lentes de contacto no adquiridas en un establecimiento con las garantías necesarias pueden ocasionar graves perjuicios para la salud visual como hipoxia corneal, irritaciones, alergias, abrasiones corneales, cortes y lesiones mecánicas e infecciones como la queratitis o conjuntivitis.

La recomendación del sector especializado es que se adquieran en un establecimiento sanitario de óptica en el que un óptico-optometrista puede evaluar la aptitud del comprador para las lentillas concretas, adaptarlas correctamente e informar de sus instrucciones de uso y que cuente con todos los requisitos de garantía exigibles a las lentes de contacto.

Fuente: LookVISION

© 2020 Llobet Òptics - Todos los derechos reservados.